Plaza Padre Poveda, Nº 11 de Guadix

Alcazaba

IMG_6251

La Alcazaba de Guadix (del árabe ” qasaba”, “ciudadela”) es una construcción o recinto fortificado cuya función era defender la ciudad de Guadix y sus contornos, tanto frente a los enemigos externos como frente a las sublevaciones internas, asegurándose además una resistencia prolongada.

Construida entorno al siglo XI, al igual que en muchas otras construcciones de origen musulmán, el principal material empleado en la torre fue el tapial (antigua técnica consistente en construir muros con tierra arcillosa compactada a golpes mediante un ” pisón”, empleando un encofrado deslizante, normalmente de madera, para contenerla, dándole a la alcazaba un aspecto rojizo muy característico.

La torre del homenaje es de planta cuadrada, y está formada por dos partes, siendo la superior de dimensiones más reducidas que la inferior. Ambas están coronadas por almenas rectangulares.

Tras la conquista de los Reyes Católicos en 1489, comenzó el abandono de la fortaleza. En el siglo XVI la construcción fue destruida parcialmente, perdiéndose gran parte de las estancias interiores de la misma. Posteriormente, fue restaurada. En el año 1931 fue declarada Monumento Artístico Nacional.

A la Alcazaba se accede por el antiguo Seminario de San Torcuato, sin embargo se aprecia muchísimo mejor desde los miradores del Barrio de Cuevas (Mirador Cerro de la Bala y Padre Poveda) y, sobre todo, desde el céntrico Mirador de la Magdalena situado en el Barrio de San Miguel.

Fuente: www.guadix.es