Plaza Padre Poveda, Nº 11 de Guadix

Teatro Romano de Guadix

Del teatro romano de Guadix en la antigua Colonia lulia Gemella Acci se han excavado 1.000 metros cuadrados de superficie, sin contar con la prolongación hacia el Norte de la galería de drenaje y el muro de sillares que podría corresponder al parascaenium.

La primera estructura en definirse y la más imponente es el scaenae frons. Tiene una longitud de 48,90 metros y una anchura de 5,63 metros, que en la base de la cimentación, es de 7,10 metros (24 pies romanos). Desde la base de la cimentación, la altura máxima conservada es de 3,06 metros. La cimentación (hiladas 1 a 3) se construyó poniendo hiladas de sillares longitudinales a modo de encofrado que a veces se encajaban con otros transversales tras lo cual el interior se rellenó con hormigón. A partir de la cuarta hilada los sillares se disponen a soga y tizón con una hilada de sillares intermedios en las alas laterales. Los sillares de la cuarta hilada, puestos a tizón, resultan especialmente grandes con unas dimensiones medias de 1,70 metros de longitud por una anchura de 0,5 metros. Antes de colocar esta hilada, los constructores habían marcado en los sillares de la tercera hilada la línea a partir de la cual debían ponerse, lo mismo que en la cuarta marcaron las líneas donde se pondrían la quinta. A partir de ahí los sillares se colocan con idéntica alineación. Se conservan en total seis hiladas de sillares.
Actualmente el scaenae frons se encuentra arrasado hasta la cota de las puertas (valva) que comunicarían con la parte posterior (postscaenium); el umbral de dichas puertas podría llegar a determinarse, dado que cuando se humedece la parte superior del hormigón del scaenae frons son visibles las improntas de los sillares expoliados.

El proscaenium (escenario) tiene una longitud de 37,89 metros (128 pies) y una anchura de 7,5 metros, en total 284,17 metros cuadrados, quedando por excavar sólo 36,5 metros cuadrados. El escenario se separa de la orchestra con el frons pulpiti, un muro que en planta muestra una exedra semicircular central y tres nichos cuadrangulares a ambos lados de la misma. Las escaleras para acceder desde la orchestra al escenario se sitúan a ambos lados de la exedra: son tres peldaños de 22 centímetros de altura y una huella también de 22 centímetros. El frente del frons pulpiti presenta en todos sus habitáculos restos de las pinturas que lo decorarían. Este muro, más arrasado hacia el Oeste, conserva desde la exedra central hasta el Este. toda su elevación (65 centímetros visibles; 1,20 metros. incluyendo los cimientos). El muro, de 60 centímetros de ancho, se construyó con encofrados de hormigón (cuyos mechinales son visibles en la cara interna -zona del hyposcaenium) y estaría rematado por cornisas de 50 centímetros de altura y 30 centímetros de ancho. Gran número de estas cornisas se encontraron dispersas en el relleno del hyposcaenium; con una longitud de 87 centímetros, tienen dos encajes de sección cuadrangular de 13,5 centímetros de anchura y 12 centímetros de profundidad donde encajarían las vigas que soportarían la tablazón del escenario. Estos encajes separados entre sí por 30 centímetros estaban labrados a 15 centímetros del borde, por lo que al unir varias cornisas la separación de las vigas sería siempre la misma, 30 centímetros Si se suma los 50 centímetros de la cornisa a la elevación visible del muro, 65 centímetros se concluye que el escenario estaría 1,15 metros sobre la orchestra.

Bajo el escenario está el hyposcaenium, habitáculo destinado a la tramoya y decorados. Aunque el suelo del mismo está arrasado, en la cara interna del frons pulpiti se conserva el resalte del mismo. Con este dato y sabiendo la cota a la que estarían las vigas que aguantarían el escenario documentándose que la altura útil de este espacio sería de 1,30 metros. Actualmente se encuentra colmatado por números elementos arquitectónicos (basas, capiteles y cornisas) así como algunos sillares que también muestran similares encajes a los de las cornisas y que estarían puestos en la cara interna del scaenae frons. Como elementos reseñables en este relleno están un capitel de estilo corintio y otro de estilo jónico, evidencia de la superposición de órdenes en la decoración arquitectónica del scaenae frons.

De la zona de la orchestra se han excavado 26 metros cuadrados, a los que habría que sumar los 23 metros cuadrados del espacio donde desemboca el aditus y donde se encuentran los dos primeros registros de la galería de drenaje. La plataforma de la orchestra está construida con sillares de calcarenitas de distinto tamaño perfectamente encajados entre sí. Que existía una solería de mármol lo prueban los escasos fragmentos dispersos de losas que se han encontrado sobre el nivel de abandono, así como el rudus de grava y cal sobre el que irían puestas, y que cubría la zona de la orchestra próxima a la exedra central. Junto al perfil se conservan dos sillares que conforman dos peldaños de la scalaria que bordearía el aditus occidental; la particular disposición transversal de los sillares que servirían de plataforma al muro lateral del aditus indican el trazado que seguiría éste. La alineación de la pared del aditus (y borde de la estructura del graderío) se puede concretar por las marcas talladas sobre estos sillares; con esta información y la teórica prolongación del frons pulpiti se puede determinar que la anchura del aditus sería de 4.36 metros. Bajo el nivel de circulación de este pasillo lateral discurre una galería con bóveda de medio cañón, de 40 centímetros de anchura y 1,82 de altura máxima, que serviría para el drenaje de la capa freática y la evacuación del agua de la lluvia (junto a la scalaria vemos un canal tallado en los sillares que canalizaría el agua de lluvia acumulada sobre la orchestra hasta el primer registro). Si se tiene presente la cota superior de la bóveda de la galería y que en el punto que ésta gira hacia el Noreste, buscando la salida, el terreno natural está 70 centímetros más alto que el nivel de circulación de la orchestra, se puede concretar que el acceso al teatro sería mediante una rampa ligeramente descendente. De esta forma el aditus juega un papel trascendental al ser eje visual que pone en comunicación directa los espacios y luces de la orchestra con los del exterior del edificio sin dejar ver desde fuera.

Fuente: http://www.iaph.es/patrimonio-inmueble-andalucia/resumen.do?id=i196957